Prometamos jamás desertar!

Conclusiones del XXXI Congreso Socialista Aniceto Rodríguez

Conclusiones del XXXI Congreso Socialista Aniceto Rodríguez

Compañeras y compañeros:

En este documento se presentan las principales conclusiones y acuerdos del XXXI Congreso General “Aniceto Rodríguez Arenas”, del Partido Socialista de Chile, realizado los días 26 y 27 de enero de 2019, en la ciudad de Santiago.

El texto aborda los principales desafíos del socialismo chileno en nuestros días.

En primer término, se advierte la complejidad de la situación internacional, el avance del populismo de derecha en todo el orbe, que paradójicamente ha logrado sintonizar mejor con los problemas y temores que el capitalismo y la globalización financiera han generado, trayendo como consecuencia la precarización de los empleos y el cuestionamiento o retroceso de derechos sociales.

Esto ha significado un repliegue cultural para las ideas progresistas, ya que los valores predominantes en la sociedad reafirman el individualismo, por sobre la solidaridad y el bien común.

En el ámbito local, se reseña el escenario surgido tras el triunfo electoral de la derecha el 2017 y los esfuerzos de ésta en el gobierno para una restauración neoliberal, que deje atrás los avances conseguidos durante el Gobierno de Michelle Bachelet.

Se concluye, al respecto, la vigencia del ideario socialista, reiterando el propósitoinalterable del Partido Socialista de transformar la realidad, superando el actual modelo neoliberal por una alternativa nacional de desarrollo igualitario, inclusivo y sostenible, basado en valores humanistas y que congregue y represente a las grandes mayorías, cuyo fin sea el bienestar de todos los ciudadanos y ciudadanas como miembros de una comunidad.

En este esfuerzo, se manifiesta la necesidad de la unidad amplia de las fuerzas políticas y sociales que tengan estos objetivos.

Se postula, especialmente, la necesidad de avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo que supere el extractivismo y rentismo existente y permita mejorar la calidad de vida de los chilenos, superando la enorme desigualdad existente en el seno de nuestra sociedad. Creemos al respecto la necesidad de potenciar nuevas industrias, como la electromovilidad que gracias a las reservas de cobre y litio pueden dar a Chile nuevas oportunidades de desarrollo.

El Partido Socialista aspira a que el desarrollo del país sea sustentable, reclamando para ello el estricto cumplimiento de la normativa ambiental y el mejoramiento de los estándares en la materia, como también la sostenibilidad en el uso de recursos naturales.

Asimismo, se reitera el firme compromiso con la defensa de los derechos de los trabajadores, ante la incertidumbre que ocasionan los cambios producidos por la tecnologización y automatización de procesos. El Partido Socialista remarca su convicción en torno a que la organización de los trabajadores, la negociación colectiva, y el salario mínimo resultan claves para el mejoramiento de la distribución del ingreso.

El XXXI Congreso del Partido Socialista recoge especialmente su preocupación por algunos derechos sociales de indudable importancia. Al respecto remarca la necesidad de superar el sistema previsional de capitalización individual y, en su lugar, avanzar hacia uno más solidario e inclusivo.

Del mismo modo, se insiste en el enérgico respaldo del Partido Socialista al fortalecimiento de la educación pública, en todos sus niveles, como un camino imprescindible para garantizar el derecho social universal a una educación de calidad y gratuita.

Se postula, asimismo, reconocer constitucionalmente la salud como un derecho social y humano y avanzar al establecimiento de un Sistema de Salud Público Universal, que haga posible el ejercicio de este derecho.

El Partido Socialista advierte la necesidad de profundizar la democracia, como única forma de enfrentar el desafío que los fenómenos descritos han supuesto para la confianza de los ciudadanos en la política y las instituciones. Al respecto se reitera la necesidad de impulsar una nueva Constitución, surgida en democracia.

En este desafío democratizador se plantea la necesidad de reforzar la participación ciudadana.

El Partido Socialista reconoce el valor del movimiento social, como asimismo del tejido comunitario, representado en juntas de vecinos y organizaciones locales, sindicatos, colectivos feministas y de diversidad sexual y en las agrupaciones representativas de los pueblos originarios.

Por último, el Congreso Aniceto Rodríguez se ocupó del ámbito interno, acordando reformas estatutarias y organizativas tendientes a reforzar la importancia de los movimientos sociales en su seno como, asimismo, el papel de las comunicaciones. Se reiteró, además, el compromiso irrestricto del Partido Socialista con la transparencia y probidad en el servicio público, elemento esencial en la confianza ciudadana.

Agradecemos a los miles de militantes que participaron de esta importante instancia partidaria, tanto a nivel comunal, regional, como nacional. Asimismo, reconocemos el trabajo de la Comisión Organizadora y del grupo de compañeras y compañeros que han asumido la labor de sistematizar y sintetizar sus conclusiones.

Testimoniamos, por último, la memoria del compañero Aniceto Rodríguez Arenas, figura señera del socialismo chileno, reconociendo su brillante y destacada trayectoria y reiterando en su memoria el compromiso irrestricto del Partido Socialista con las víctimas de violaciones a los derechos humanos, durante la dictadura y con la promoción y defensa de tales garantías para las futuras generaciones de chilenos.

Fraternalmente.

Carlos Montes Cisternas
Presidente
XXXI Congreso General Aniceto Rodríguez Arenas
Partido Socialista de Chile



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *